Menu

La casa de Elvis Presley en Beverly Hills, se puede alquilar a través

de Airbnb
Pasar un día completo en la mansión donde vivió durante seis años el ‘rey del rock’ después de casarse con Priscilla Beaulieu, cuesta 3.600 eurosEl cantante Elvis Presley y la actriz Priscilla Beaulieu se casaron en 1967 en Las Vegas (Estados Unidos) y compraron una casa en Beverly Hills, el hogar de las estrellas de Hollywood, concretamente en el 1174 de Hillcrest Road, del barrio Trousdale Estates. Ahora esta idílica mansión en la que vivieron durante los seis años de su matrimonio se encuentra disponible para alquilar a través de la plataforma Airbnb. La vivienda está al alcance de cualquiera que esté dispuesto a pagar 3.995 dólares (unos 3.600 euros) por noche; pero entre las condiciones del contrato se obliga a permanecer un mínimo de cinco días, por lo que la cifra alcanzaría los 18.000 euros.

La propiedad, de 498 metros cuadrados, dispone de cuatro dormitorios para un máximo de ocho huéspedes; tres en la vivienda principal —entre ellas una lujosa suite— y una en la casa de invitados. Además, tiene cinco baños, una sauna, una piscina, un patio con chimenea, aparcamiento para cuatro vehículos y altas paredes de madera y de vidrio. Los grandes ventanales “permiten la entrada de abundante luz natural”, según la descripción de la página web, y contemplar las vistas de Los Ángeles (California) y del propio barrio, donde también han vivido personalidades como Richard Nixon, Dean Martin o Frank Sinatra, entre otros.
La casa fue diseñada por el arquitecto británico Rex Lotery en 1957, con una mezcla de estilo moderno de la costa oeste americana y francés. Uno de los detalles más característicos de ella es que todavía conserva las puertas originales, que han quedado inmortalizadas en algunas de las películas de Presley y en muchas de las fotografías en las que El Rey aparecía firmando autógrafos a sus admiradores. Un destino mítico para los admiradores del cantante que pueden disfrutar previo pago, del lugar en el que la pareja comenzó su vida en común, donde pasaron los primeros años de su única hija, Lisa Marie y donde comenzó el declive de su matrimonio.

Uno de los cofundadores de la cadena de restaurantes Hard Rock Café, Peter Morton, la adquirió en 2012 por 10 millones de euros y quiso demolerla para construir una vivienda más moderna. Sin embargo, las protestas por parte de los admiradores del cantante y una norma urbanística de California que protegía la propiedad le impidieron llevar a cabo sus pretensiones. Morton la vendió dos años después, pero su hijo Harry la compró de nuevo el pasado marzo, esta vez por 25 millones de dólares.

El encargado de arrendar la mansión actualmente es un usuario de Airbnb llamado Stuart Heller, dueño de Stay Awhile Villas, una empresa dedicada al alquiler de viviendas de lujo. La compañía ofrece servicios adicionales a la estancia, como calefacción en la piscina, por unos 90 euros el día, o traslados desde el aeropuerto en un Mercedes.

Esta es la segunda vivienda de El Rey del Rock que de alguna manera se abre al público ya que una de sus residencias más famosas, Graceland, en Memphis (Estados Unidos), se abrió a los turistas el 7 de junio de 1982 y desde entonces se ha convertido en uno de los mayores reclamos turísticos de la ciudad. Muchos medios estadounidenses afirman que se trata de la segunda casa más visitada del país después de la Casa Blanca. Un museo de la vida de Elvis Presley que se ha convertido en un templo para sus admiradores y que el cantante adquirió como regalo para sus padres, que le dieron ese nombre en honor de su hija Grace.

Comments

comments